Somos noticia

lavozdealmeria.es

 

ADIOS DR. ORTE

Muere un grande. De la cirugía y de la vida. Fue nuestro compañero, nuestro maestro y nuestro amigo.
Ángel Orte fue distinto. De muchas formas. Con muchos matices. Padecía de una enfermedad poco común en nuestro tiempo: la integridad.
Una enfermedad mucho más fuerte que la que se lo llevó.
Integridad es hacer aquello que hay que hacer incluso cuando nadie te ve.
El no jugó nunca de cara a la galería. No urdió. No se mintió y no mintió  a nadie. Luchó hasta el final.
Otros raros y maravillosos síntomas acompañaban a este  cuadro:
1. Su risa contagiosa y vital, nos acompañó en tantas guardias vigilantes, tantas tardes entre anécdotas hilarantes. Recuerdo cómo nos contaba casi con lágrimas en los ojos aquella vez que refiriéndose a  una paciente sobre su madre le informaba: “Esta tarde se la meto en quirófano”- silencio incómodo y aclaración – “a su madre, quiero decir”. Y rompía a reír, con nosotros siguiéndole enseguida, admirados de su  humildad.
2. Lealtad absoluta a los suyos. A nosotros. A su servicio de cirugía. Estoy seguro de que muchas veces le fallamos. Él nunca lo hizo. Siempre estuvo ahí. Siempre se sentó a la derecha del jefe. Muchas veces le apoyó  y otras tantas  no estuvo de acuerdo con él. Pero allí, a la cara, noble como solo Ángel Orte puede ser noble. Sin doblez, trampa o cartón.
3. Devoción a sus pacientes. Nunca admitida, tan solo evidente por la adoración que todos le profesaban, por cuantos le buscaban por los pasillos, por sus consultas atiborradas…
4. Sensatez. Cuando su voz se alzaba en sesión clÍnica, hablaban el cirujano y el ser humano. Nunca separó las dos cosas. Primum non nocere, decía. Y todos asentíamos.
5. Amor incondicional. Los cirujanos son tipos duros, o ese es el tópico. Nervios de hierro, sentimientos reprimidos.
Alguien me dijo hoy que lo que más admiró de Ángel Orte  es su facilidad para decir cuan enamorado estaba de su mujer, su María. Lo decía tanto… Para él no había otro tesoro que los suyos (ese fue su último post en Facebook).
Hasta pronto, Don Ángel.
 Allí donde estés tienes que saber que a quién tocaste, le llegaste.

Cáncer de Colon y carnes procesadas.

  
El anuncio de la OMS ha hecho cundir el pánico en las redes sociales. Este artículo pone un poco de luz entre tanta tontería.

La AECP acredita a nuestra unidad 

Todos los que trabajáis  en un hospital saben lo difícil que es trabajar en equipo. Lo que cuesta mantener un buen ambiente en el contexto actual. 

Mi visión es que como unidad hemos tenido algunos aciertos pero ninguno como nuestro sentido del trabajo equipo. Y eso es lo que somos, un equipo, en el que juntos logramos más que por separado. 

Por separado somos:
Francis, es un gran animal asistencial. Siempre está cuando lo necesitas. 

Antonio no sólo es gran proctólogo, también tiene una sensatez monumental ante cualquier problema. 

Orlando  es la devoción por el paciente personificada, no hay otro como él.

Isa es una auténtica todoterreno. Es callada, pero su gran trabajo habla por ella. 

Manu tiene una capacidad de trabajo ilimitada. En la foto está detrás, pero siempre va por delante.

Eli es una perfeccionista nata. Sus pacientes se benefician de ello cada día.

 Jaime  es nuestro último fichaje, si alguien tiene más ganas que el, que me lo cuenten.

Ángel es nuestro jefe. Lo era antes de ser nombrado como tal. Lo que mejor hace es hacernos mejores.

Entre todos hemos conseguído mucho más que ser una Unidad Acreditada en Coloproctologia Avanzada:

Durante estos años hemos conseguido disfrutar, crecer  y aprender. 

Juntos.

Fdo. Ricardo Belda

   
 

Utilidad del Big Data en Coloprocto 

  
Datos ha habido siempre, pero las nuevas tecnologías permiten procesar y analizar el gran volumen de datos que manejan los profesionales del ámbito de la salud con el propósito de ofrecer a cada paciente el mejor tratamiento y, cuanto antes, mejor. Este es el gran reto de la medicina personalizada.Hoy en día es posible analizar esa cantidad masiva de datos a gran velocidad para que la información fluya de forma ágil, se pueda compartir y, lo más importante, pueda reportar un beneficio a todo el mundo.

Los médicos obtenemos muchos datos de nuestros pacientes a partir de distintas fuentes, como por ejemplo, sus historias clínicas electrónicas, los aparatos de telemedicina que utilizan para sus diagnósticos, sus análisis clínicos o los wearables que registran datos sobre sus constantes vitales de salud (tensión, actividad física, etc.).

Y, por otra parte, la investigación clínica arroja muchos datos relacionados con la salud de los pacientes.

 Este es el caso de la Genómica, que permite obtener el perfil genético de una persona y ayuda así a predecir si tiene riesgo de padecer, por ejemplo, cáncer de colon.
Aquí os dejamos un artículo del periódico “El Mundo” a propósito de la aplicación del Big Data en Coloprocto

Abrazos 

 

 

 

Programa XIX Jornadas Quirúrgicas Almería

El programa de nuestras próximas Jornadas está dedicado a casos clínicos complejos en cirugía colorrectal. Esperamos que sea de vuestro agrado! Nos vemos pronto!
Programajornadas2015 Programajornadas20152

La FDA aprueba nuevo medicamento oral para pacientes con cáncer colorrectal avanzado

  
El cáncer colorrectal es el tercer tipo de cáncer no cutáneo más común en hombres y mujeres en los EE.UU., según el Instituto Nacional del Cáncer. Si bien sigue siendo la segunda causa de muerte por cáncer en los EE.UU., en los últimos 10 años el número de casos de cáncer colorrectal y muertes relacionadas han disminuido, debido en parte a los exámenes detección, como las colonoscopias.
Lonsurf es un medicamento oral destinado a tratar a los pacientes con cáncer colorrectal avanzado (metastásico) y que han sido tratado previamente con quimioterapia y terapia biológica.
La eficacia y seguridad de Lonsurf se evaluaron en un estudio internacional, aleatorizado, doble ciego que involucró a 800 pacientes con cáncer colorrectal metastásico que fue previamente tratado.
Los participantes del estudio recibieron Lonsurf además de la mejor atención de apoyo, o un placebo más la mejor atención de apoyo hasta que su enfermedad se agravó, o los efectos secundarios se hicieron intolerables. La variable principal del estudio fue la supervivencia global y el objetivo secundario fue la supervivencia sin progresión. Los pacientes tratados con Lonsurf vivieron un promedio de 7.1 meses en comparación a 5.3 meses en los pacientes tratados con placebo. En promedio, el tiempo de progresión de la enfermedad fue de dos meses para los pacientes en Lonsurf comparado a 1.7 meses para los pacientes que recibieron placebo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 465 seguidores